En evento pro-armas, el entonces número dos de la Secretaría instó a los armados a utilizar recursos de la Ley de Incentivos Culturales para contenidos audiovisuales pro-armas

En evento pro-armas, el entonces número dos de la Secretaría instó a los armados a utilizar recursos de la Ley de Incentivos Culturales para contenidos audiovisuales pro-armas

18 de abril de 2022
22:00

“Por primera vez pondremos dinero de [la] Ley Rouanet en eventos de armas de fuego, esto será súper genial”. La frase es de André Porciuncula, entonces secretario nacional de Incentivo y Desarrollo de la Cultura, durante la Convención Nacional Pro-Armas, celebrada el 28 de marzo de este año, cuando aún ocupaba el segundo puesto más importante en la Secretaría Especial de Cultura de Brasil. Desde septiembre de 2020, era el encargado de analizar y aprobar las propuestas que quieran acogerse a la Ley de Incentivos a la Cultura, conocida popularmente en el país como Ley Rouanet.

Según Porciuncula, el gobierno dispone de 1.200 millones de reales para dos “mega eventos”, dinero que puede ser utilizado, según él, por los creadores de contenidos pro-Rouanet. “Estamos lanzando ahora, de línea audiovisual, que se puede utilizar para hacer documentales, películas, web series, podcasts, para qué… […] Para traer películas sobre el armamento, de la importancia del armamento para la civilización, la importancia del armamento para garantizar la libertad humana”, dijo.

Los “mega eventos” se refieren a las celebraciones del Bicentenario de la Independencia de Brasil, que se celebrará en septiembre de este año, un mes antes de las elecciones. “El arma de fuego era fundamental para garantizar nuestra independencia. Así que [vamos a] traer un evento en el que el arma de fuego sea nuestra señorita en la pasarela, que mostremos a la población otra mirada sobre el arma de fuego”, dijo.

La “estrategia”, según Porciuncula, es actuar en el imaginario colectivo para que la población cambie su percepción y apoye la agenda de las armas. Para ello, dice haber puesto el equipo y los recursos de la Secretaría de Cultura a disposición de los armadores, a pesar de tener que dejar la secretaría para presentarse a las elecciones que se celebran en octubre. “Estoy a su disposición, para cualquier pregunta, mientras esté en la secretaría -que debo dejar ahora esta semana para dirigirla- pero dejaremos un equipo totalmente alineado con el secretario especial de cultura”.

Durante el acto, Porciuncula habló junto a su entonces jefe, el Secretario de Cultura Mario Frías. Al igual que Porciuncula, Frías defendió la inversión en obras audiovisuales centradas en el movimiento armamentístico: “Es muy importante que trabajemos en la audiovisual. Si creemos en las armas, tenemos que crear héroes. Tenemos que entender que las narrativas, especialmente para la población más joven, no se basan en las estadísticas. No es en base a los números que vamos a convencer a estos chicos de que queremos un Brasil mejor, sino en base a la cultura.

Unos días después de la convención pro-armas, ambos dejaron sus cargos para presentarse a las elecciones de este año por el Partido Liberal (PL) de Bolsonaro. Frías fue exonerado el 30 de marzo y Porciuncula el 31 de marzo.

Oficialmente, la Secretaría de Cultura anunció una licitación de 30 millones de reales para producciones audiovisuales sobre el bicentenario. Según el texto, son elegibles los documentales, las películas de ficción y los cortometrajes y largometrajes de animación de temática independentista. Agencia Pública cuestionó la carpeta sobre la financiación de R$ 1,2 mil millones prometida por el ex secretario, que aún no ha regresado.

La Agencia Pública envió preguntas a la Secretaría de Cultura sobre las declaraciones de los entonces secretarios, que aún no ha respondido al informe.

André Porciuncula é um homem branco com cabelos castanhos. Ele veste camiseta branca escrito "pró-armas" e segura um microfone na mão. Na imagem ele está discursando sobre o uso de recursos da Lei Rouanet para produção de conteúdos armamentistas
André Porciuncula (con el micrófono), pidió que los propietarios de armas utilicen recursos de la Ley Rouanet para contenidos audiovisuales pro-armas

Criticada por Bolsonaro, la Ley Rouanet sirve para elaborar un libro sobre la historia de las armas en Brasil

La Ley Rouanet es un blanco constante de las críticas de Bolsonaro -que ha llegado a calificarla de “vergüenza” y de “claro despilfarro de recursos“- y de sus partidarios, que aseguran que fue utilizada por gobiernos anteriores para “comprar el apoyo” de la clase artística y de los famosos.

Principal mecanismo de promoción de la cultura en Brasil, esta ley autoriza a los productores a buscar inversiones privadas para financiar iniciativas culturales aprobadas por la Secretaría de Cultura. A cambio, las empresas pueden deducirse parte de la cantidad invertida en el Impuesto sobre la Renta, que puede llegar al 100%. La transferencia de recursos puede hacerse mediante donación o patrocinio, en cuyo caso el financiador puede aparecer en la publicidad del proyecto e incluso recibir parte de los productos para su distribución gratuita.

Calificada como una vergüenza por Bolsonaro, la Ley Rouanet es un blanco constante de las críticas de los partidarios del presidente

Este mismo mecanismo fue utilizado recientemente, bajo el gobierno de Bolsonaro, para financiar la edición de un libro sobre la historia de las armas en Brasil, aprobado por la Secretaría Especial de Cultura del Gobierno Federal. Taurus -el mayor fabricante de armas de fuego ligeras de Brasil y uno de los principales fabricantes de revólveres del mundo- es el financiador del proyecto y recibirá, a cambio, los beneficios fiscales previstos en la Ley de Incentivo a la Cultura. La empresa está invirtiendo R$ 336.000 en la producción del libro.

El proyecto, aprobado en diciembre del año pasado por el entonces secretario de Incentivos Culturales, André Porciuncula, incluye la publicación de un libro titulado Armas & Defensa: la historia de las armas de Brasil, con una tirada de 3 mil ejemplares y 120 páginas. Según la descripción, el libro tratará “sobre la historia de las armas en Brasil, centrándose en los principales hitos históricos hasta el siglo XXI”. Además del libro impreso, se producirá un libro electrónico y un audiolibro, y toda la tirada se distribuirá gratuitamente previa solicitud en la página web del proyecto, así como de forma activa a las bibliotecas registradas en el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas.

En total, Taurus aportó 2,6 millones de reales a proyectos durante el gobierno de Bolsonaro a través de la Ley de Incentivo a la Cultura. Se trata de seis proyectos, todos ellos aprobados en 2021 por la Secretaría de Cultura. La empresa sólo había financiado un proyecto a través de la Ley Rounat antes de la actual administración, por un monto de R$ 15 mil, en 2009.

Tras la publicación del informe, la oficina de prensa de Taurus respondió que: “Taurus, Compañía de Defensa Estratégica, informa que no ha fomentado un libro de armas. El libro que se está patrocinando a través del proceso nº 01400002533202119 de la Ley de Incentivos a la Cultura trata de hechos históricos y culturales, como el primer referéndum celebrado en Brasil en 2005 [referéndum sobre la prohibición de la venta de armas de fuego y municiones] que reflejó la opinión de la sociedad sobre el comercio de armas”.

La agenda pro-armas es una de las prioridades de Bolsonaro. Además de animar abiertamente a la población a armarse, varias medidas adoptadas por su gobierno desde 2019 han facilitado el acceso de la población a las armas y municiones y han debilitado los mecanismos de control e inspección. Estos cambios han beneficiado especialmente a los denominados CAC, un grupo de personas registradas como cazadores, tiradores deportivos o coleccionistas, autorizados a adquirir armas, cuyo número se ha disparado en los últimos tres años. En 2020 se registró un número récord de certificados concedidos: más de 100.000, lo que supone un aumento de más del 40% respecto al año anterior, que ya había marcado un máximo histórico. Antes de Bolsonaro, la media de certificados CAC concedidos al año era de unos 15.000. En 2019 y 2020, esa media se situó en 89.000. Solo en abril de 2021, ya había más de 48.000 nuevas inscripciones y un total de más de 362.000 CAC en el país.

Precisamos te contar uma coisa: Investigar uma reportagem como essa dá muito trabalho e custa caro. Temos que contratar repórteres, editores, fotógrafos, ilustradores, profissionais de redes sociais, advogados… e muitas vezes nossa equipe passa meses mergulhada em uma mesma história para documentar crimes ou abusos de poder e te informar sobre eles. 

Agora, pense bem: quanto vale saber as coisas que a Pública revela? Alguma reportagem nossa já te revoltou? É fundamental que a gente continue denunciando o que está errado em nosso país? 

Assim como você, milhares de leitores da Pública acreditam no valor do nosso trabalho e, por isso, doam mensalmente para fortalecer nossas investigações.

Apoie a Pública hoje e dê a sua contribuição para o jornalismo valente e independente que fazemos todos os dias!

Reprodução YouTube

Mais recentes

Governo de MG avaliza exploração na Serra do Curral após negativa da AGU

29 de novembro de 2022 | por

Mineradoras Gute Sicht e Fleurs Global são investigadas pela PF e atuam sem licenciamento ambiental

COP27 entrega fundo de perdas e danos mas tem trégua com combustíveis fósseis

22 de novembro de 2022 | por

Analisamos os resultados da conferência que, apesar de decisão histórica, não foi capaz de aumentar ambição climática

Na COP27, Lula inicia retorno do Brasil à agenda global de combate às mudanças climáticas

19 de novembro de 2022 | por

Com perspectiva de nova postura para o Brasil, passagem do presidente eleito se tornou um dos grandes destaques da COP