El supermercado fue multado por vender alimentos con sustancias fuera de los niveles permitidos. En algunos estados, la empresa se negó a firmar un plazo para cambiar de proveedor

El supermercado fue multado por vender alimentos con sustancias fuera de los niveles permitidos. En algunos estados, la empresa se negó a firmar un plazo para cambiar de proveedor

“Si les pedimos que piensen en una palabra que represente a los alimentos sabrosos y nutritivos, seguro que no sería ‘agrotóxico’. Esta es la frase que abre la descripción de una iniciativa del programa de alimentación saludable Act for Food de Carrefour, una de las mayores cadenas de supermercados del mundo. En la campaña publicada en la web brasileña, el grupo asegura a sus clientes encontrar “frutas, verduras y hortalizas libres de residuos de pesticidas” en las tiendas de la cadena en todo el país.

A pesar de la promesa del sitio web del supermercado –que forma parte de un manifiesto que lleva el lema “un mundo que come mejor, vive mejor“- Carrefour ha sido objeto de demandas en los tribunales brasileños bajo la acusación de vender productos con pesticidas prohibidos o por encima de lo permitido por las normas del país. Agência Pública y Repórter Brasil constataron esta situación en al menos tres estados brasileños: Bahía, Rio Grande do Norte y Rio Grande do Sul.

Imagem mostra foto de propaganda do Carrefour, com alimentos de fundo com os dizeres "Frutas, verduras e legumes livres de agrotóxicos" por cima em destaque
La campaña del grupo Carrefour promete ofrecer a los clientes alimentos sin pesticidas

Este escenario genera riesgos para la población, dice Guilherme Cavalcanti, médico e investigador del Observatorio de Uso de Plaguicidas y Consecuencias Sanitarias de la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Señala que los propios límites permitidos por Anvisa ya son cuestionados por los investigadores, ya que hay productos permitidos en Brasil y prohibidos en otros países, como la Unión Europea, por su potencial daño a la salud. “Los límites establecidos por Anvisa ya están bien cuestionados, por lo que el uso fuera de los límites es aún más peligroso. El uso de pesticidas prohibidos o por encima de los límites es intolerable”, criticó.

El supermercado se negó a cambiar de proveedor

Captan, piraclostrobin e imidacloprid: estas son las tres sustancias encontradas en las fresas y lechugas vendidas por Atacadão, la cadena de supermercados del grupo Carrefour, en Bahía. Atacadão, que fue comprada por Carrefour en 2007, es uno de los mayores mayoristas del país en número de tiendas. Una buena parte de los ingresos del grupo Carrefour se debe a esta cadena: en los últimos informes financieros, los ingresos por ventas de Atacadão han sido más del doble que los de las tiendas exclusivas de Carrefour.

El captán es una sustancia que en su día fue considerada “probablemente cancerígena” por la agencia reguladora estadounidense, pero que actualmente está clasificada como poco probable que cause cáncer, si se utiliza de acuerdo con sus normas de uso. En 2015, el Ministerio Público Federal de São Paulo solicitó a los tribunales la prohibición inmediata de los plaguicidas que contienen captan en todo el territorio brasileño. 

El imidacloprid, por su parte, es el octavo pesticida más vendido en Brasil, con 10.000 toneladas vendidas en 2018, según el Ibama. Es una sustancia que tiene la capacidad de extenderse por todas las partes de la planta. En otras palabras, pelar los alimentos o lavarlos no es suficiente para eliminar todos los residuos. La sustancia es mortal para las abejas y fue la más encontrada en la fruta en el último informe del Programa de Análisis de Residuos de Plaguicidas en Alimentos (PARA) de Anvisa, con resultados de pruebas realizadas en frutas y verduras entre 2017 y 2018.

La piraclostrobina, en cambio, provoca irritaciones en el sistema respiratorio y en la piel. Según una investigación del Instituto de Biociencias de la Universidad del Estado de São Paulo (Unesp), la sustancia hace que las abejas obreras sean más lentas, lo que puede provocar el colapso de las colonias. 

Además de Atacadão, las inspecciones encontraron sustancias por encima del límite o prohibidas en ocho redes. Sin embargo, según el informe, sólo Atacadão no aceptó firmar un Acuerdo de Ajuste de Conducta. Una de las normas del acuerdo era intercambiar los proveedores de lechuga y fresa que tuvieran irregularidades detectadas.

Foto mostra fachada de uma das unidades do supermercado Atacadão, do grupo Carrefour
La cadena de supermercados del grupo Carrefour en Brasil fue declarada culpable de vender alimentos con pesticidas por encima del límite, pero no aceptó el acuerdo propuesto por el Ministerio Público

En la demanda presentada contra el supermercado, Atacadão reconoció que los productos hortícolas son analizados por un nutricionista de la empresa, “pero se trata de un análisis puramente visual sobre el aspecto y las condiciones físicas y externas del producto” y que “la empresa no realiza ningún análisis sobre los productos hortícolas para verificar la regularidad en relación con el uso de pesticidas.” En la argumentación, Atacadão se justificó utilizando el programa de seguimiento de alimentos de la cadena Carrefour, alegando que sería una solución más amplia que el plazo propuesto por el Ministerio Público, y mencionó los premios obtenidos por Carrefour por el seguimiento de los proveedores.

En una entrevista, la fiscal responsable de la acción, Thelma Leal, dijo que la cláusula rechazada por Atacadão era simple: “Una de las cláusulas era cambiar el proveedor del producto particular, pero esto sólo se aplicaba a los productos que se dirigían y no a los demás”, explica la fiscal.

Por no haber aceptado el término, al igual que las otras redes minoristas, Atacadão fue objeto de una acción del MP presentada en 2018. En 2020, la red fue condenada en primera instancia a pagar 100.000 reales por daños morales colectivos a la sociedad. En 2021, la sentencia fue confirmada por el Tribunal de Justicia de Bahía. En octubre del año pasado, la decisión se convirtió en definitiva e inapelable, cuando ya no se puede recurrir.

Imagem mostra a entrada de uma unidade do Carrefour com estacionamento na frente
Los supermercados de la cadena Carrefour han admitido que no han realizado análisis para inspeccionar el uso de agrotóxicos en los alimentos

En la capital de Rio Grande do Norte, Natal, la vigilancia sanitaria encontró residuos de plaguicidas prohibidos o por encima del límite en pepinos, tomates, piñas, pimientos y coles vendidos en los supermercados Carrefour. Según la inspección estatal, realizada en 2010, se detectaron metil azinfos, carbendazima, tebuconazol, procimidona, metomilo, beta cipermetrina, permetrina y lambda-cihalotrina.

Como ocurrió en Bahía, Carrefour se negó a firmar un término de acuerdo propuesto por el Ministerio Público estatal que preveía cinco audiencias para discutir una solución al problema y un seguimiento de la vigilancia sanitaria. Con esta negativa, Carrefour fue condenado por el Tribunal de Justicia del Estado en 2020 a pagar 60.000 reales por daños morales colectivos.

En Rio Grande do Sul, además de la venta de alimentos con residuos de plaguicidas por encima del límite, otras dos acciones presentadas por el MP acusaron a Carrefour de vender productos con fecha de caducidad vencida y almacenados a temperaturas inadecuadas. En 2017, el supermercado fue condenado a pagar 1 millón de reales en concepto de daños y perjuicios por infringir los derechos de los consumidores.  

A diferencia de otros casos, la cadena aceptó firmar un Acuerdo de Ajuste de Conducta con el tribunal estatal. En el plazo, entre otras medidas, Carrefour se comprometía a suspender la compra de productos agrícolas a los proveedores multados por utilizar pesticidas y a pagar el importe de la indemnización.

El informe preguntaba al asesor de Carrefour por qué la empresa no había accedido a firmar el acuerdo y cómo se llevaba a cabo la inspección de los productos agrícolas. En un comunicado, el grupo respondió que “la acción está relacionada con una muestra de producto recogida en 2015. Todos nuestros procesos de control de calidad de los alimentos son extremadamente seguros. Actualmente, tenemos un 97% de trazabilidad en Bahía”.

“Este proceso lo realiza un laboratorio de análisis de residuos homologado por Anvisa y el INMETRO [Instituto Nacional de Metrología, Calidad y Tecnología], que hace la trazabilidad de los alimentos y la cadena de proveedores”. La empresa también agregó que “en 2021, la cadena lideró el ranking de ABRAS (Asociación Brasileña de Supermercados) y fue reconocida por RAMA (Programa de Trazabilidad y Monitoreo de Alimentos) como una de las empresas que mejor monitorea a sus proveedores”.

La empresa no respondió a las preguntas enviadas sobre los otros casos.

Seja aliada da Pública

Investigar as ameaças à democracia é nossa forma de protegê-la.

Este informe forma parte del proyecto Por Trás do Alimento, una asociación entre Agência Pública y Repórter Brasil para investigar el uso de pesticidas en Brasil.

Divulgação Carrefour
Divulgação Atacadão
Divulgação Carrefour

Mais recentes

Amazonas vive descontrole na segurança pública — mas tema passa longe da eleição

23 de setembro de 2022 | por

Ex-apresentador de programa policial, bolsonarista Wilson Lima tenta reeleição em meio a escalada de violência

Governo bloqueia R$ 250 milhões da saúde indígena; nota cita tentativa de reversão

22 de setembro de 2022 | por

O bloqueio atingiu seis ações de governo, incluindo combustíveis, transporte e convênios

Atingidos por agrotóxicos não conseguem reparação na Justiça, aponta dossiê inédito

21 de setembro de 2022 | por

Pesquisa levantou 30 casos de intoxicação e aponta impunidade, demora nas perícias e falta de fiscalização